Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player

Top encuesta

¿Cree que el Sicad 2 resuelve el problema de importaciones del sector comercial en el país?

Cargando

Directorío

Ejido Mall
Ejido Mall
Estado:: Mérida
Farmatodo
Farmatodo
Estado:: Miranda
La Cascada
La Cascada
Estado:: Distrito Capital
C.C. El Recreo
C.C. El Recreo
Estado:: Distrito Capital
Publicidad Disponible
Publicidad Disponible
Estado:: Distrito Capital
Parada Inteligente
Parada Inteligente
Estado:: Distrito Capital
Arturo's
Arturo's
Estado:: Distrito Capital
Mc Donald's
Mc Donald's
Estado:: Distrito Capital
Dog and Ball
Dog and Ball
Estado:: Caracabobo
Subway
Subway
Estado:: Distrito Capital
Please update your Flash Player to view content.

Ingenium Arquitectura: Espacios a la medida del usuario Destacado

Esta empresa con experiencia internacional logró renovar la feria del Tolón Fashion Mall manteniendo la misma arquitectura con la que ésta fue construida. Las tres mujeres que conforman la empresa explican cómo hacer que las instalaciones de un centro comercial influya positivamente en la calidad del servicio al cliente

Ingenium Arquitectura se especializa en generar soluciones ingeniosas y rentables, y lo ha aplicado en proyectos como Capital Jazz & Bistró, tiendas de marcas como Adidas, agencias de Banesco e Interbank y centros comerciales en Santo Domingo, Saint Marteen y otros en Venezuela, como Paseo El Hatillo-La Lagunita.

Las arquitectas Bellatrix Hernández, Liliana Osorio y Angi Garmendia conforman esta empresa que tiene tan sólo dos años, pero ya supera el millón de metros cuadrados de áreas desarrolladas e integra la experiencia de estas tres profesionales de distintas edades y trayectorias que comenzaron a trabajar juntas hace ocho años, en del Fondo de Valores Inmobiliarios, actualmente uno de sus clientes principales. Hoy ejecutan proyectos comerciales, recreativos, de oficinas, educativos, culturales, hoteleros y ecológicos, y ofrecen servicios complementarios para centros comerciales, pero han descubierto “un nicho desasistido en Caracas y el interior: el cambio de imagen de shopping centers de primera generación”. Así que ofrecen este servicio y alzan como bandera la remodelación reciente de la feria de comida del Tolón Fashion Mall. Garmendia reveló los detalles del proyecto: lo logrado, lo que falta por hacer, tendencias, criterios y, sobre todo, el impacto de esta iniciativa en los usuarios de ese espacio.

Porque hay que destacar que el motor principal de todo el proyecto de remodelación fue el deseo de satisfacer las necesidades del público que hace parte de su vida en el Tolón Fashion Mall.


En busca de identidad

Tras una reunión con la gerencia del Tolón Fashion Mall, se procedió a idear un proyecto que resolviera tres preocupaciones esenciales en cuanto a la feria de comida: aumentar el espacio y número de sillas para comensales, diferenciar con el mobiliario los tipos de público que acuden (que son muy distintos entre sí) y refrescar la imagen del lugar.

Primero, se colocaron muebles de colores cítricos y de distintas formas para identificar los usos de cada área: se colocó una barra para comensales individuales, una zona para parejas o amigas con mesas para cuatro personas, y otro espacio con mesas para ocho personas, ideales para familias y grupos grandes, los cuales son toda una novedad en Venezuela.

“Los centros comerciales son como los seres vivientes, que hoy queremos o necesitamos una cosa, y dentro de cinco años nos sirve otra. Con el diseño logramos una envolvente reinterpretación de los colores del logo, manteniéndonos fieles a sus orígenes pero a tono con las tendencias”, explica Garmendia.

Nos confesó que para ese proyecto se inspiraron en una biblioteca noruega cuyo concepto de diseño tiene una cinta de color rojo que va circulando por el local: a veces es piso y a veces se mimetiza en pared, estante o banco… La cinta naranja de la feria de comida del Tolón Fashion Mall “a veces es vinil y está en el piso, luego sube y es fibra de vidrio, y así va cambiando y rodeando el lugar con el objetivo de darle calidez y envolverlo en algo visualmente elegante”, se explaya la arquitecta.

El proyecto estuvo listo, discutido y aprobado en tres semanas, pero se demoró cinco meses en total, porque los proveedores nacionales enfrentaron escasez de material, y el mobiliario extranjero tardó en llegar por dificultad de importación.

Ingenium Arquitectura tuvo la potestad de escogerlos: el proveedor nacional, señala Garmendia, es bastante joven, pero ha trabajado fibra de vidrio para marcas importantes como McDonald’s, y al foráneo le encargaron el resto de las sillas y mesas.

 

No perderse en el espacio

El estudio de las necesidades en ese caso lo hizo la gerencia del mall. “Ojalá todos los clientes conocieran a su público y estuvieran tan claros como la gente del Tolón Fashion Mall” expresa Garmendia. Sin embargo, explica que, como parte de su labor, Ingenium Arquitectura visita el lugar a diferentes horas y hace una evaluación del usuario y de sus necesidades para tomarlas en cuenta al momento de plantear soluciones.

El público requería de más puestos, y también mayor durabilidad en las sillas y mesas, porque la feria es un área que sufre de uso y de abuso, y necesita mayor resistencia funcional y estética.

“La gente también quería diferenciación, pero no hallaba cómo expresarlo: una familia se preguntaría por qué le tocaba estar al lado de un grupo de jóvenes que tienen el mismo derecho de estar allí, pero que son más ruidosos o se mueven en otra dinámica”, explica Garmendia. Por eso crearon otro espacio que está por materializarse en fase posterior: un área lounge para postres colocada en una tarima, con mobiliario de butacas de polipropileno, donde la gente pueda estar más relajada y deleitarse o esperar con un café la hora de subir a la función del cine, sin aturdirse y sin ocupar la mesa que tal vez necesita un grupo que comerá pizza.

La entrevistada recomienda siempre crear un diseño que diferencie a la feria de comida, pues ésta tiene su personalidad propia y debe ser percibida como un nivel distinto al resto del centro comercial. Aconseja también aprovechar los espacios, puesto que en el caso del Tolón Fashion Mall se aumentó la capacidad de la feria en casi un centenar de puestos, lo cual incide directamente en una mejor calidad de servicio para los comensales (tanto los visitantes del mall como los empleados).

Otro valor agregado es que se respetó la arquitectura de la feria: piso, paredes y techo son los mismos de siempre, y no hubo necesidad de demoler y reconstruir; no obstante, la gente lo percibe como un espacio nuevo. Eso se valora mucho en términos de inversión y rentabilidad. “La necesidad de cambio no es un capricho: se percibe y se canaliza mejor a través de un estudio de mercado. El impacto final ha sido tan positivo que hemos recibido felicitaciones de la gerencia y nos han llamado de otros centros comerciales para que los apoyemos en la remodelación, ampliación o diseño de sus ferias también. Parece algo que otros perciben como una suma de calidad, un refrescamiento y una modernización positiva en la que se quieren ver reflejados”, dice la representante de Ingenium, y nos revela que ahora están trabajando para centros comerciales conocidos de Aragua, Anzoátegui, Nueva Esparta y Zulia, y que con este último están desarrollando un ambicioso proyecto deportivo para integrarlo a un mall. Concluye la entrevistada que “los clientes pueden vender más saliendo de su zona de confort. Todo cambio amerita creer en la mejora”.

Contacto:

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Please update your Flash Player to view content.
   
 

Video: Eventos Recientes

 

El centro comercial Unimall, ubicado en El Tigre, estado Anzoátegui, llevó a cabo una rueda de negocios en el Restaurant Cité del Centro Ciudad Comercial Tamanaco, en Caracas, el pasado mes de junio. El objetivo de esta convocatoria fue dar a conocer a las marcas franquiciantes las bondades de este, aunque nuevo, ya operativo shopping center.

Twitter

¿Que estas buscando?


Follow us on Twitter